6 de enero de 2008

Feliz Vanidad

Y acabó la época más agridulce del año, para todos. Pobres nostálgicos sienten pena al ver copos de nieve, otros dejan de serlo con copas, o con nieve...(metaforaza) Se acabaron los regalos, los villancicos, los muérdagos, los langostinos, los trajes rojos, los gordos nórdicos, los gorros peludos, los camellos, las cabalgatas, las loterías, los aguinaldos, los adornos, los petardos, los smokings, las fiestas de precios desorbitados, los especiales de la Tv Canaria, las calles abarrotadas...ay...qué bien. Pero el consumismo acecha, ya me veo a las señoras dándolo todo para adquirir las primeras rebajas, no vaya a ser que la maruja del quinto se las arrebate. Se acerca febrero, mala época para los universitarios...buena época para los que gusten de tapar su rostro con máscara. Este año coinciden exámenes y carnavales, por lo que más de uno sufrirá depresión pasajera. Enero también es el mes en el que vuelve Perdidos...jooorl...pero agridulce también. La huelga de guionistas nos va a dejar bastante colgados, con la mitad de la temporada en el aire... No entiendo muy bien cómo va la situación pero se antoja larga y aburrida.

En fin, que 2008 parece un año que empieza agridulce, bien pero mal, con rima fácil pero estúpida, con elecciones al gobierno (la democracia nunca deja contento a todos, es lo que tiene). También será el año en que, espero, saquemos la maqueta, lo cual es también malo porque no se sabe cuánto tardaremos en hacer algo después...

¿Qué tal se portaron los reyes? ¿Muchos regalos?

¡¡¡FELIPE!!! LOS REYES SON TUS PADRES!!!...