11 de diciembre de 2010

Prohibido pisar

5 comentarios:

Samuel Hernández dijo...

Jaja, muy bueno

Ana dijo...

Un elefante rosa... me recuerda a algo de mi infancia. Que tiernos son ¿no? Pero este de tierno tiene muy poco.
Saludos
:)

fromusicwithlove dijo...

oooohhh jajajaj me encantaaa!
Un beso!

Guille Rancel dijo...

Ana, mientras lo pintaba pensaba en el elefante de Pocoyó con el que comparte algún rasgo cromático...jejeje
Es semi tierno, cierto. Pobre huésped.
Saludos y gracias!

Alury dijo...

Creo que tengo bastantes cosas en común con Ana y el elefante rosita xD

(Creo que ahora los niños juegan con elefantes llenos de cables q se mueven, van al vater, cogen agua y se duchan xD)